ÚLTIMO ARTÍCULO: ¡Esta vez soy yo la que se moja!

¡Hola a tod@s! Mi colaboración en Pornoeducativo va llegando a su fin, hoy se cumplen seis meses desde que esta aventura empezó. Y estoy encantada de haber formado parte de ella, aunque sea con un granito de arena cada semana. A lo largo de todo este tiempo he escuchado muchos y diversos comentarios sobre mis artículos, todos ellos muy constructivos y siempre lo he tenido muy en cuenta. Y en algo que han coincidido bastantes personas es en que les gustaría que dejara la teoría a un lado y hable de mí misma y dé mis opiniones, así que intentaré cumplirlo antes de que esta oportunidad se acabe. ¡Os lo debo!

bad-weather-13

Me llamo Rosalía y estoy a unos días de cumplir 26 años. Hace casi dos se me dio la oportunidad de empezar a trabajar en un gabinete de Terapia de Pareja y Sexología, algo inimaginable para mí ya que estoy especializada en Trastornos de la Conducta Alimentaria. ¿Y por qué inimaginable? Porque yo nunca recibí educación sexual (ni en los colegios a los que acudí ni en mi entorno familiar) y esta carencia ha hecho que este tema lo asociara con algo en lo que nunca me sentía del todo libre. No culparé a nadie de esto, puesto que creo que mi generación ha nacido en un momento de tránsito entre dos épocas muy diferenciadas y es difícil que todo se adapte a nuestro día a día de repente.  Pero sí que es cierto que cuando en tu entorno no se habla de sexo, o se asocia siempre con algo negativo, en tus años de inmadurez es lo que crees y se convierte en tu forma de pensar. Poco a poco, me fui dando cuenta de que no era nada malo, todo lo contrario. Puedo afirmar que nunca he tenido ningún problema sexual, simplemente he notado que si en alguna época pude estar más baja de ánimo también esto pudo hacer disminuir mi deseo. Hoy en día sé que es algo normal por el efecto de las hormonas. Con este primer párrafo me gustaría transmitir un claro mensaje: la idea de la sexualidad debemos forjarla nosotros mismos en base a nuestros criterios y experiencias, sabiendo distanciarnos un poco de lo que nos transmite nuestro entorno en ocasiones.

Pienso que todavía arrastramos muchas concepciones machistas relacionadas con el sexo o, más bien, con conductas sexualizadas. Pero confío en que esta ideología esté llegando a su fin. Sólo nos falta trabajar un poquito más. Por eso también me gusta escribir en este blog, soy mujer y me “he atrevido”.

Y fue en este momento en el que empecé a trabajar como sexóloga y terapeuta de pareja. ¿Qué he aprendido y sigo aprendiendo en mi trabajo? Como decía antes, considero que todavía hay concepciones muy distintas entre las mujeres y los hombres con respecto al sexo. Ahí va mi opinión personal: las mujeres generamos un fuerte vínculo entre el sexo y nuestra autoestima, de manera que si algo falla en el área sexual no nos sentiremos del todo bien con nosotras mismas. Esto lo he comprobado empíricamente en consulta. Y de los hombres diría que arrastráis una idea preconcebida que también os causa muchos problemas, y tiene que ver con que “tenéis que ser dioses en la cama” siempre y con todas las mujeres. Es decir, convertís erróneamente el sexo en una exigencia y ahí es precisamente donde dejáis de disfrutarlo. También he detectado mucha ignorancia y desconocimiento con respecto a temas sexuales, me quedo con una frase que escuché en consulta: “¿Masturbarme? ¿Yo? Eso sólo lo hacen los hombres”.

Me vuelvo a mojar sobre otro tema que traté en uno de mis artículos. ¿Qué pienso de la infidelidad? ¡Qué tema tan delicado! Pues he de decir que mi idea ha cambiado mucho con respecto a este tema desde que trabajo en esto. Para mí la infidelidad es una falta de respeto, una falta a la confianza, al compromiso y lealtad…pero equiparable a otras faltas de respeto que muchas veces se empequeñecen o no se tienen en cuenta. Que lleve tres años sin contarte su día a día, que ya no quiera hacer planes contigo, que tenga otras prioridades en las que ya no apareces tú, que ya no sea cariñoso/a contigo, que te insulte, te infravalore, etc…puedo llegar a considerarla igual o peor que la infidelidad genital en sí misma. También he corroborado que la infidelidad es siempre secundaria a un problema interno de la pareja, sin culpables, pero que se ha enquistado y alguien ha decidido tirar la toalla. Yo en consulta centro la terapia en esas carencias que pudiera haber en la pareja más que en la propia infidelidad en sí. Eso sí, siempre y cuando ambos miembros quieran continuar con la relación.

En todo este tiempo me ha impactado lo realmente importante que es el sexo PARA TODO. Para nuestro estado de ánimo, para nuestro vínculo de amor, para nuestras inseguridades, nuestra autoestima, nuestro concepto del yo, nuestros miedos…muchas veces es el sexo el que desvela parte de todo esto que arrastramos. Me fascina todo lo que he aprendido y quiero estar conectada a proyectos o iniciativas hacia una mayor educación sexual a lo largo de toda mi vida, porque pienso que es muy pero que muy necesario y que todavía nos queda mucho camino por recorrer.

Cuando empecé a publicar los artículos creí que no tendrían aceptación o que os daría vergüenza manifestaros con un “Me gusta” o escribirme un comentario. Y no sabéis lo agradecida que estoy por haber dedicado parte de vuestro tiempo a leerlos, y más aun si os han gustado y os han aportado algo. He intentado siempre escribir sobre esos temas que todos sabemos que existen pero de los que nadie se atreve a hablar o de los más recurrentes en consulta. Me alegro muchísimo de la aceptación que han tenido y sólo puedo agradeceros el haberme ayudado a difundirlos.

¡Muchísimas gracias! Ojalá mi pequeña aportación haya servido para ayudar a alguna persona a través de la pantalla del ordenador, o para proporcionar alegría y placer.

Aquí abajo os dejo mi página web para cualquier consulta. ¡Un saludo y gracias!

Escrito por Rosalía

www.adamiapsicologia.es

Valora este artículo

Puntuación de 4.9 con un total de 16 votos.

Share This:

encuesta de sexualidad

4 Comments to ÚLTIMO ARTÍCULO: ¡Esta vez soy yo la que se moja!

  1. Salud Montagudo dice:

    Te he seguido mucho Rosalía. Me encanta cómo escribes. Que vaya bien!

  2. Marta dice:

    Ojalá la idea de que nosotras también nos masturbamos sea pronto algo que no haga falta dar más explicación

    • Rosalía dice:

      ¡Hola Marta!¡Pues sí! Ojalá todo lo relacionado con la sexualidad femenina acabe siendo un tema más, y nos liberemos por fin. Seguiremos luchando. ¡Muchas gracias por tu comentario!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.