Siete días, siete vicios.

Siete muy porno. Siete que seguramente ya habrás ojeado o siete que estarán pronto en tu lista de pendientes.

Todas estas películas tienen un factor común (y no, no es que yo las haya visto aunque eso también sea cierto, en algún caso incluso por duplicado…) De la primera a la última, hacen un repaso por muy diversas situaciones sexuales, lo que podría covertilas fácilmente en cine muy pero que muy porno.

Lucía y el sexo, como su nombre indica, habla sobre la historia de una joven que decide comenzar a dar pequeños pasos en su vida sexual. Lo que no se imagina, es que pasará muy pronto de ir pasito a pasito, a dar grandes saltos de experiencia en experiencia, todas ellas rodadas en escenas de lo más erótico-sensual. En definitiva, el postre perfecto para hacer un lunes más llevadero.

Átame, incluye una de las mejores escenas de sexo de la historia del cine español, donde el director, Pedro Almodóvar, se recrea en la química existente entre los actores y los filma hasta en un espejo situado en el techo. Por si fuera poco, está la famosa escena de la bañera, donde un muñeco Madelman modelo buceador se mete entre las piernas de Victoria Abril… y la hace sonreír. Vamos, latípica historia sexual entre un Don Nadie y una actriz porno que te alegraría cualquier martes…

Love  es la mezcla perfecta entre amor, lujuria, pasión y mucho sexo. Esta película es el ejemplo más evidente de que a veces, donde caben dos  no deberían de intentar meterse  tres. Y es que lo que empezó como un juego, acabará lleno de toxicidad y vicios para un par de infelices. Aún así, sus escenas de luminosidad perfecta y enfoque justo, son una perlita que rebosa naturalidad sexual capaz de caldear cualquier miércoles…

Las edades de Lulú no es la típica película donde hay escenas subidas de tono o alguna que otra imagen un tanto caldeada, no. Esta película es puro sexo, desenfreno total entre dos amantes que se reencuentran tras unos años y deciden probar todo lo habido y por haber. No hace falta decir que no existe nada más entretenido para un jueves lluvioso, ¿no?

Nynphomaniac  es sin duda una de las películas que más me ha marcado en  los últimos años. Es el diario de una joven con un problema como la ninfomanía, narrado entre primera  y tercera persona. Así, te hará sentir todas las emociones que ella ha sentido, desde el más fuerte de los orgasmos, el morbo más perturbador haciendo una felación en un tren, o los la cara más macabra del sexo.  Nynphomaniac es sin duda,  un plan perfecto para cualquier viernes en e que decidas dejar un hueco para el sexo.

Shame es el diario personal de un sexo adicto con demasiadas capacidades eyaculatorias. Por Su constante bombardeo de imágenes escabrosas, que incluyen masturbaciones, aquí-te-pillo-aquí-te-mato con mujeres de mala vida, escarceos homosexuales en clubes de ambiente y un desnudo frontal hacen que me atreva a clasificar esta característica película, como porno. Vamos, que cualquier  sábado es un buen sábado para echarle un ojo… y lo que surja.

La vida de Adele tenía que ser una de las citadas sin ninguna duda, ya no sólo por ser un hito como película erótico-sensual-porno, si no por haberme brindado una de las imágenes más desenfadadas y naturales del sexo. Adele, una chica sencilla, decide en algún que otro momento dejarse llevar por sus más puras sensaciones, arrastrándote a ti con ella al otro lado de la cama. Sus escenas sexuales, lejos de ser desnudos imponentes o imágenes con exceso de realidad, son la mezcla perfecta entre sexo, naturalidad y sensualidad pura y dura. Ningún domingo se  resistirá a ver desde la más profunda excitación a Adele y el sexo en todo su esplendor.

 

Beck

Escrito por Beck

Valora este artículo

Puntuación de 5 con un total de 4 votos.

Share This:

encuesta de sexualidad

2 Comments to Siete días, siete vicios.

  1. Carlos Burgos dice:

    Ayyyy, qué recuerdos! Mis primeras pajas fueron con las edades de Lulú X)

  2. Samantha (Sam) dice:

    Las mías fueron con “La Serie Rosa”. ¿Alguien la ha visto?
    Creo que entonces solo había 2 canales. La 1 y la 2. Y la echaban por la 2.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.