Sexo en pareja sin penetración

¡Hola de nuevo! Ya está acabando el verano, época sin tantas preocupaciones y en la que disponemos de más tiempo libre, ¡espero que lo estéis disfrutando sexualmente! Hoy voy a hablaros de una de las técnicas que podemos probar para disfrutar del sexo con nuestra pareja y que no implica penetración. ¡SÍ, existe! Me centraré en la masturbación mutua, pero no como técnica preliminar, sino como técnica que nos permita iniciar y finalizar nuestra relación sexual llegando los dos al orgasmo. Tiene múltiples beneficios que iré mencionando a lo largo de este artículo.

Hay un refrán que dice que “en la variedad está el gusto”, y creo que guarda mucha relación con el disfrute sexual. No caer en la rutina sexual, que el sexo no sea una obligación que tenga fijada el día y la hora, etc., son cosas que debemos evitar para no perder nunca la pasión con nuestra pareja. La espontaneidad y la novedad en el sexo son dos pilares importantes para mantener el deseo. Es muy típico escuchar en consulta, “es que ahora ya sólo quiere sexo de aquí te pillo, aquí te mato”, creo que todos intuimos qué tipo de práctica es esa y, sobre todo para la mujer, suele resultar bastante poco placentera con el paso del tiempo. Entonces, ¡probemos cosas nuevas! Os propongo la masturbación mutua como técnica para excitar a nuestra pareja, para aprender cómo le gusta excitarse y para concedernos placer simultáneamente. Entre los beneficios de la masturbación mutua o heteromasturbación encontramos la confianza y el conocimiento de nuestra pareja. La masturbación entre la pareja puede convertirse en una gran forma de complacerse a uno mismo y a la pareja, sin tener que preocuparse por las posturas, métodos anticonceptivos, posibles embarazos o, incluso, puede ser una técnica ideal para situaciones en las que por prescripción médica no nos podemos permitir la penetración o nos provoca dolor. Es un comportamiento sexual fundamentalmente genital. Resulta muy beneficioso para la eyaculación precoz del hombre, por ejemplo.

Lo ideal para realizar bien este ejercicio es iniciarlo con ejercicios individuales (en presencia de nuestra pareja y con luz) para pasar, a continuación, a estimularnos mutuamente por separado o a la vez, como se prefiera. Lo importante es que primero sea un ejercicio individual y, a continuación, un ejercicio en pareja. En terapia sexual es una de las pautas que más cuesta llevar a cabo porque implica observar al otro mientras se autoestimula y mientras nos autoestimulamos y esto requiere de mucha confianza y seguridad tanto en uno mismo como en el otro. Ya comenté en otro de mis artículos que para que otra persona nos haga disfrutar primero tenemos que experimentar con nosotros mismos y descubrir qué es aquello que más nos gusta y de qué manera. En relación con esto, también es importante prestar atención a cómo nuestra pareja se masturba para entender de qué manera podemos potenciar su disfrute y provocarle un orgasmo. Un buen complemento a esta técnica es utilizar juguetes sexuales para complacer o sorprender a nuestro/a compañero/a.

Como decía antes, para muchas parejas el masturbarse mutuamente requiere de confianza e intimidad. Pero es una gran forma de mejorar la comunicación. A través de la confianza mutua se ofrece la libertad de ser más honestos acerca de los sentimientos, y aumenta la confianza y la autoestima sexuales. Una vez que somos capaces de masturbarnos uno frente al otro ya no tenemos nada que ocultar. Además, es una manera de abrir puertas hacia otras experiencias y aumentar el deseo.

Os animo a probarla. ¡Todo son beneficios!

Escrito por Rosalía

www.adamiapsicologia.es

Valora este artículo

Puntuación de 4.2 con un total de 5 votos.

Share This:

encuesta de sexualidad

2 Comments to Sexo en pareja sin penetración

  1. Vero. dice:

    Muy chulo el artículo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.