¡Que se toca, que se queda ciego!

 

Es muy posible que en algún momento le dijeras esto a tu pareja, – ¡oye, parece que se está tocando! ¿no? – y así es, vamos a hablar de masturbación, de tocarse, pero de cómo lo hacen nuestros hijos.

 

La masturbación infantil es un hecho, desde que nacen hasta más o menos los 6 años, ¡6 años! Los niños y niñas tocan sus genitales, pezones etc., en busca de ese gustito. Por ejemplo, en lactantes ocurre que, cuando les quitamos el pañal buscan sus genitales por dos motivos: están en plena fase de exploración y como su nombre indica hace que exploren su cuerpo y… ¡vaya! Qué es esto que tengo aquí, mmm.. y qué cosquillitas mas ricas, ¿verdad? Es por eso, y normal, que vuelven a buscar esas zonas en las que encontraron ese gustito.

 

Pero tranquilos, papis, esto es algo normal sin ningún tipo de mal, y según nosotros los profesionales, no tiene que ver con ninguna afección u otro problema, y ahora te estarás preguntando – Entonces, ¿Por qué lo hacen?- Pues puede ser por aburrimiento, como un juego más y principalmente porque están en plena fase evolutiva y de descubrimiento de su propio cuerpo y están constantemente en la búsqueda de nuevas sensaciones, es por esto que no debes regañarle – ¡eso es caca! – ya que hará que lo asocie a algo malo y sucio.

wall-painting-437935_1920

 

Vale, ahora es cuando ya estás alerta y me preguntas: -bueno ¿Cómo sé si se está tocando?-, soy consciente que todo el rato cada vez que digo masturbación, o se está tocando, tienes en la cabeza una imagen de cómo supuestamente lo hacen, pero cuidado esa imagen no es más que la comparación de cómo lo haces tú, no de cómo lo hacen ellos.

 

¿Qué debes observar? Que sea feliz, es básicamente lo único que debes tener en mente todo el rato. Pero te voy a decir cómo suelen hacerlo, ¿preparados? Bien, normalmente lo que suelen hacer es frotar, o bien con sus manos o con algún objeto como el brazo del sillón el osito de peluche, una silla o simplemente con sus manos. Mientras lo hacen verás que o mueven todo su cuerpo que flexionan sus piernas también se ruborizan, tiemblan, sudan y se quedan como aturdidos. Visto así, sí tiene alguna similitud con cómo un adulto lo hace, ¿verdad?

 

Ya te lo comenté antes, es totalmente normal, es una práctica que está dentro de su etapa de desarrollo, lo único que debemos controlar es el lugar donde ocurre esto, ellos no son conscientes de qué es exactamente lo que están haciendo, recuerda es como un juego para ellos, también observa que no se hacen heridas. Así que si ves que lo está haciendo en el centro comercial mientras compráis o en lugares públicos, en vez de regañarle trata de enseñarle que es algo que en público no se debe hacer, que es algo que pertenece a la intimidad de cada uno. Si ocurre en la guardería o lo cuidan otras personas transmíteles estas palabras también.

 

Resumiendo, la masturbación en niños y niñas es normal, no hará que su deseo sexual se manifieste antes o después, ni es síntoma de promiscuidad ni de problemas de género, identidad, etc. Ni mucho menos se va a quedar ciego ni se van a caer los brazos ni nada de eso, si fuera cierto, éste que os escribe sería como un gato de escayola sin brazos.

 

Así que trata de normalizar esa situación cuando se dé, no te conviertas en un detective buscando a ver si se toca o no, al igual que no le regañes, el mensaje que le dejamos es que es algo sucio y que es castigable por lo tanto es malo y podría generar algún dilema en su correcto desarrollo, pero sobre todo si ves que esto te genera ansiedad, te supera o crees que hay algo que no es normal, ve a un especialista, un sexólogo, tenemos muchas herramientas y ganas para ayudarte.

 

 

Joaquín Berrolo

Sexólogo

 

 

 

 

 

Escrito por Joaquín Berrolo

Valora este artículo

Puntuación de 5 con un total de 6 votos.

Share This:

encuesta de sexualidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.