Juegos Olímpicos: celebración de la Sexualidad

Buenas tardes queridos lectores, las Olimpiadas de Rio de Janeiro ya ha empezado y con ella, al que parece, la conversión de Rio en la capital mundial del sexo durante el período de los Juegos Olímpicos.

Recientemente en la prensa brasileña ha salido que el número de personas utilizando las aplicaciones móviles de encuentro como Tinder, Badoo e etc, ha incrementado muchísimo desde la semana que antecedió la apertura de los Juegos Olímpicos y siguen aumentando. Por lo que parece, incluso los atletas están las están utilizando. A mi, lo que me sorprende es que la prensa escriba sobre esto con tono de sorpresa. ¿No sería esperado que la gente buscará conocer a gente nueva en un contexto tan único como los Juegos Olímpicos? Parece que socialmente todavía no estamos preparados para hablar de la sexualidad con naturalidad.

Para los turistas nada sorprendente que busquen tales aplicaciones, para los atletas, desde que no interfiera de manera negativa en los resultados deportivos, genial. La verdad, es que los Juegos Olímpicos son una oportunidad única de encuentro con innúmeras culturas diferente de la nuestra, una posibilidad de tener contacto con gente con los más diversos hábitos de comportamiento, vestimenta, lengua… Además de un evento deportivo, es un evento para celebrar la diversidad cultural.

Y ¿qué modo más íntimo tenemos que de conocer a alguien si no por encuentros sexuales? Desde que sea de manera segura, consentida, respetuosa y placentera creo que los que van a Río y quieren conocer gente nueva, deben considerar el uso de estas herramientas para disfrutar de la estancia en Brasil.

Que los Juegos Olímpicos sea un evento deportivo extraordinario pero también un momento de celebración del encuentro de personas, de disfrute íntimo para los que quieran.

Escrito por Vincius Jobim Fischer

Licenciado en Psicología, PUCRS-Brasil. Máster en Ciencias de la Sexología, UAL, España.

Valora este artículo

Puntuación de 5 con un total de 1 votos.

Share This:

encuesta de sexualidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.