Fetichismo de axilas femeninas en hombres

Los seres humanos tenemos un comportamiento sexual que creemos es incomprendido por los demás, creemos ser extraños por el hecho de sentirnos atraídos por algunas cosas o partes del cuerpo que los demás no se sienten atraídos, los denominados “fetiches” han acompañado al ser humano desde siempre, pues es algo innato que con el tiempo se desarrolla.

No me pondré a describir qué es un fetiche porque asumo que los lectores de esta página ya saben lo que es. Tampoco comenzaré a nombrar uno por uno los fetiches conocidos porque no terminaría nunca. Solo me quiero centrar en uno. Uno que es poco común y de momento poco nombrado. Me refiero al fetiche por las axilas femeninas,  también llamado maschalagnia, el cual a su vez puede derivar al axilismo (masturbación con la axila)

Puede sonar extraño, ¿cómo a un hombre le pueden atraer las axilas de una mujer? Pero sí, hay algunos a quienes nos excita en gran manera aquella esa parte de la mujer, así como también hay varones que se sienten atraídos por los pies de las damas.

No recuerdo cómo me inició este fetiche, solo sé que desde muy pequeño me atraen las axilas femeninas- aproximadamente los 6 años ya sentía una atracción por aquellas jóvenes y mujeres mayores- (no tan mayores a lo sumo 30 años. Ahora hasta los 38) y mi atención se centraba en sus axilas, en cómo la llevaban. Personalmente me gustan depiladas y bien blancas. Sin embargo, también me gusta que tengan algunos vellos pero que estén creciendo (muy diminuto) y  si están con sudor también me deleitan.

El fetiche varía según la persona, hay varones a quienes les gustan las axilas con vello largo. En el caso de las mujeres, entre ellas igual se da el fetiche, o de mujeres que les excitan las axilas de hombres. Con esto quiero aclarar que el fetiche no es exclusivo del género masculino ni femenino.

foto axilas

Axilas depiladas de la joven Úrsula, teacher de Pornoeducativo

Creo que en esta época las mujeres sienten que la zona de sus axilas merece más atención, y también la consideran un poco tabú, pues las veces en que he pedido a algunas chicas si pueden enviar fotos de sus axilas por correo o vía Twitter, aunque no muestren su rostro,  responden con un “no”. Existen muy pocas excepciones en ese sentido que se atreven y sin pudor envían sus fotografías.

Desde principios del 2000 existe un aumento en las tandas comerciales de los desodorantes femeninos que ayudan a cuidar de mejor manera la piel de las axilas, es cosa de ver lo del desodorante Dove que aclaran las axilas o el gran comercial de lady speed stick donde Barbara Blade siempre termina colocando su hermosa axila en el rostro de un hombre y este a la vez la huele y sonríe, en esta publicidad, hay un claro trasfondo que apunta a que hay hombres que sienten atracción por esta zona de la mujer y que está a la vez lo fomenta, lo que a fin de cuentas es bueno.

No me cabe ninguna duda de que este fetiche de aquí a 15 años será tan común y popular como lo es actualmente el fetiche por los pies. Las mismas marcas de desodorante están apelando a la sexualidad femenina al realizar las publicidades mencionadas anteriormente por el hecho de “cuidar las axilas” “lucirlas sin irritación” “aclarar su color de piel” y eso es porque muchos publicistas saben que existe un fetiche por las axilas femeninas y se apela a ello para obtener buenos ingresos.

El fetiche por las axilas es muy reciente en el sentido que poco a poco más hombres son los que admiten sentirse atraídos por esta parte de las mujeres, y también son aún muy pocas las damas que desean fomentar a los hombres esta zona tan linda de ellas o que se atreven a que su pareja fetichista experimente cosas nuevas con esa zona.

Con la mayor cantidad de los fetichistas con los que he conversado e intercambiado opiniones, somos nacidos entre la generación de los mediados de 1980 y finales de la década del 90. Quizás sean esas generaciones las que vienen a fomentar este fetiche que existía y se practicaba desde hace siglos en el continente asiático, y de ahí se extendió por Europa, siendo practicado mayormente en Italia.

Las axilas son una de las zonas erógenas en las mujeres que aún sigue siendo desconocida en algunas parejas, como también lo son los pies.

Es por ello que como fetichista invito tanto a mujeres y hombres que den un paso, dejen la vergüenza de lado y que cuando vayan a disfrutar de un buen sexo se dejen llevar. Que los varones tomen la iniciativa de tomar los brazos de su mujer, levantarlos y besar y lamer esta zona tabú, y que las mujeres solo se dejen hacer, aparte de las cosquillas que les pueda producir sentirán poco a poco un placer que antes les era desconocido. Si les gusta, lo que veo muy probable, sigan avanzando, intenten que el varón pase pene por ahí y si quieren intentar hasta una masturbación en aquella zona (lo de la eyaculación se los dejo a decisión de ustedes).

Finalmente quiero pedir de manera muy especial a las mujeres que pierdan la vergüenza de mostrar sus axilas al público. Si se dedican e invierten dinero en cremas y desodorantes que brindan un cuidado distinto a sus axilas y quieren que se vean más lisas y claras, pues bueno que valga la pena y ojalá lucir al público sus resultados, porque de lo contrario toda la atención que dedican a sus axilas será en vano.

Solo piensen en que hay hombres que con ver sus axilas nos provoca una erección. Los fetichistas  agradecemos mucho cuando ellas cumplen nuestras peticiones de enviarnos fotos de sus axilas.

Autor: Cuenta en twitter @Nuevoax . Fetichista axilas femeninas

Escrito por admin

Valora este artículo

Puntuación de 5 con un total de 14 votos.

Share This:

encuesta de sexualidad

10 Comments to Fetichismo de axilas femeninas en hombres

  1. Ricard dice:

    Soy fetichista de axilas desde que era adolescente y me ha encantado que habléis de este tema en Pornoeducativo. Que rompáis con este tabú, porque yo considero tan normal que te atraiga una axila atractiva, como que te atraigan los pezones, los labios, las nalgas o cualquier otra parte del cuerpo femenino.
    Me encantaría que escribiéseis más cosas como estas para difundir y normalizar algo que debería verse siempre como algo normal.

    • nuevoax dice:

      Gracias Ricard, es bueno saber que hay un fetichista que se pueda interesar en los próximos artículos en los que se trabajará. Saludos y si quieres me sigues en Twitter en mi cuenta: nuevoax

    • nuevoax dice:

      Ricard, que bueno te haya gustado el artículo, poco a poco voy conociendo a más hombres que comparten mi fetiche por las axilas de las mujeres! Por supuesto habrán más artículos que aborden sobre este fetiche! saludos y si gustas me puedes seguir en Twitter, mi nombre es: nuevoax

  2. Amanda Guerra dice:

    Hola! Quería que supieseis que las mujeres también tenemos fetiches poco frecuentes. A mí me encanta la espalda de los hombres, hasta tal punto que cuando me masturbo pienso en la espalda de algún chico que haya visto durante el día.

    Mi hermana es 8 años más joven que yo. Ella tiene 21. Dice que en su clase de la facultad hay una chica que se excita con los dedos corazón. Y no, nos es por la idea de penetrarse. Es por su forma

  3. Jose Palma dice:

    Hay algúna asociación en España de fetichistas de axilas?

  4. jose.Ib dice:

    Yo en veces me siento un poco avergonzado por mi fetiche, pero es que para mi es inevitable contener una erección cuando veo una axila femenina, se me hace una parte del cuerpo tan sexy; cabe destacar que este fetiche lo vengo cargando desde los 6 años.

  5. Armpit dice:

    Creo que mi fetiche de Axilas se origina del hecho que una mujer exponga feminidad por medio de unas axilas muy lindas y sin bellos. Esto la diferencia del hombre y la hace única. Pienso que no tanto una elección. Ver una chica con axilas preciosas es signo que ella se cuida y eso enamora

  6. Carlos dice:

    Me siento muy atraído por el olor de las axilas me encanta la mezcla de olor natural. Y desodorante. Mmmm delicioso

  7. Andrés Guerra dice:

    Buenas noches a mi me encanta el olor de las axilas femeninas y un fetiche para mi normal y excitante.
    Excelente articulo y pues me gustaría poder experimentar este fetiche con alguna mujer interesada en el fetiche. Soy de bogota colombiano y pues dare mi correo a quien quiera experimentar. Gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.