Cómo conectar con tu cuerpo y ser un hombre multiorgásmico

man-439039

Hace unas semanas mi compañera Bea ya os contaba cómo los hombres pueden tener más de un orgasmo en cada encuentro sexual y que esto no sólo se entienda junto a las venusinas (mujeres).

Mi punto de partida se centra de nuevo en separar el orgasmo de la eyaculación, para así poder entender más adelante, en qué se diferencian los orgasmos múltiples (no eyaculatorios) de los clásicos (eyaculatorios).

Fisiológicamente, el orgasmo es la contracción y pulsación que la mayoría de los hombres sienten en su pene, próstata y zona pélvica. Le acompaña un aumento del pulso cardíaco, del ritmo respiratorio y de la presión sanguínea, y su resultado es una repentina liberación de tensión. Así pues, la eyaculación es un reflejo que ocurre en la base de la columna vertebral y produce la expulsión del semen; sin ir más lejos, un espasmo muscular involuntario.

Muchos de los hombres que aprenden a conectar el placer del orgasmo con la eyaculación, piensan que la mayor parte de las sensaciones que tienen con la eyaculación, son parte del orgasmo, vaya o no acompañado de eyaculación.

Cuando un hombre se convierte en multiorgásmico es capaz de satisfacerse mejor a sí mismo y, además, es mucho más capaz de satisfacer a su compañero/a. 

Los jóvenes, empiezan a producir semen y a ser capaces de eyacular cuando entran en la adolescencia, sobre los trece años. Sin embargo, la mayoría de los chicos se masturban antes de cumplir esa edad y, a veces, tienen orgasmos sin eyacular. Tras seguir masturbándose después del primer orgasmo, muchos jóvenes como no eyaculan, mantienen la erección. Alfred Kinsey, pionero de la sexualidad, investigó este hecho y su conclusión fue “Es posible llegar al clímax sin eyacular”. Sin embargo, los orgasmos múltiples no son solo un juego de niños. Kinsey también estudió a los hombres mayores y concluyó “El orgasmo puede producirse sin la emisión de semen”.

Los orgasmos al no ir seguidos por un período refractario (pérdida de erección) en los hombres, permite que éstos puedan tener orgasmos múltiples o consecutivos como las mujeres. Y, ¿qué les hace perder esa capacidad? te preguntarás.

La mayoría de los hombres pierden su capacidad de tener orgasmos múltiples cuando empiezan a eyacular en la adolescencia. Los orgasmos y la eyaculación tienen lugar a pocos segundos uno de otro, y para muchos hombres se convierten en una única y misma cosa.

Ahora que dispones de la teoría, ¿cómo ponerlo en práctica?

En el siguiente artículo te enseño a entender tu propio orgasmo; La naturaleza del orgasmo masculino.

Escrito por Noemi González-Bellés

Noemi González-Bellés

Licenciada en Psicología
Especializada en Ansiedad, Sexología Clínica y Terapia de Pareja

Col. CV-12338

Valora este artículo

Puntuación de 5 con un total de 90 votos.

Share This:

encuesta de sexualidad

5 Comments to Cómo conectar con tu cuerpo y ser un hombre multiorgásmico

  1. Arturo Guisado dice:

    Me encantaría de verdad que hicieseis un artículo hablando de qué hay que hacer exactamente paso a paso

  2. Toño dice:

    Buah!!! Me encantaría conseguirlo!

  3. Saúl dice:

    Comentaréis los ejercicios en esta web?
    Gracias
    .

  4. […] mi anterior post te hablaba de cómo conectar con tu cuerpo y tener más de un orgasmo en cada encuentro sexual y así ser capaz de satisfacerte mejor, además de ser capaz de […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.