Buenas vibraciones

Hace unos años, una conocida marca de preservativos a nivel mundial tuvo la fantástica idea de ir un paso más allá y crear un juguete que se encargaría de proporcionar placer tanto a él como a ella: el anillo vibrador.

Este pequeño juguete puede dar un giro de 180º a vuestras relaciones, dándole ese toque mágico que os hacía falta. Además, también es muy fácil de utilizar: te colocas el preservativo, coges el anillo e  introduces el pene dentro de él intentando que quede lo más cerca posible de la base del mismo. Cabe destacar que existen varios tipos de anillos, aunque los más conocidos son tres.

El más sencillo consiste simplemente en un aro donde colocar el pene. Este ejercerá cierta presión durante la relación, aumentando así la erección y ayudando a prolongarla. El segundo es como este, aunque contiene una pequeña pila (normalmente de botón) que funciona como motor. Esta pila hace que el anillo vibre con una intensidad similar a la de un teléfono móvil, lo cual provoca una sensación muy placentera para ambos. El tercer y último tipo contiene, además de esta pila, una prolongación que se encargará de estimular el clítoris de la mujer, intensificando así las sensaciónes de la penetración tanto para él como para ella. Es importante mencionar que no se recomienda utilizar un anillo durante más de 30 minutos, ya que debido a la presión que ejerce es necesario que el pene recupere el flujo sanguíneo normal de vez en cuando. Por este mismo motivo, tampoco se recomienda su uso a personas con problemas de coagulación sanguínea.

Dicho esto, pasamos a la práctica y nos centramos en qué efectos tiene durante una relación, ya que todos sabemos que la teoría es maravillosa pero, al final, todos queremos ver algún tipo de resultado. Pues bien, el anillo vibrador ayuda a la estimulación femenina, ya que provoca cierto cosquilleo derivado de esa vibración constante, y estimula así las paredes vaginales. El hombre no notará tanto esta vibración, pero sí el efecto que tiene sobre sus erecciones… ¡durarán más, serán más intensas y disfrutará de mayores eyaculaciones! Esto se debe a que ejerce presión en el pene, por lo que se erecta con mucha más facilidad y hace al corazón bombear más sangre hacia él.

Como bricoconsejo, os recomiendo probar a hacer una felación durante el uso del anillo. El sexo oral ya es de por sí una fantástica forma de excitar tanto a mujeres como a hombres pero, en el caso de los últimos, chupar y lamer el pene mientras hay un anillo presionando la base y haciéndolo vibrar es una experiencia increíble.

Ya veis, todo es positivo en relación a este estimulante y pequeño amigo, así que os animo a disfrutar de unas buenas vibraciones en pareja con un anillo de por medio. Luego ya me contaréis qué habéis experimentado.

Beck

Escrito por Beck

Valora este artículo

Puntuación de 4.7 con un total de 3 votos.

Share This:

encuesta de sexualidad

2 Comments to Buenas vibraciones

  1. Catherina dice:

    El problema es que suelen durar 20 minutos. :'(

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.